¿Y tú cómo grabas tus vídeos? ¡Nuevo spot de Diodo Media! #DéjanosloANosotros

¿Y tú cómo grabas tus vídeos? ¡Nuevo spot de Diodo Media! #DéjanosloANosotros

En nuestra productora audiovisual valenciana, pese a que solemos trabajar con encargos para clientes, a veces sacamos un hueco para algún proyecto de producción propia. En este caso, nos planteamos salir a la calle por tres motivos: el primero era darnos a conocer de una manera dinámica y desenfadada a aquellos que todavía no saben quiénes somos; el segundo era seguir experimentando con nuestra nueva cámara Sony A7RII para desarrollar, poco a poco, su máximo potencial; y el tercero, preguntar a la gente por su experiencia real a la hora de grabar sus vídeos (como profesionales del sector, es algo que nos interesa mucho). Cabe decir que todos los testimonios que aparecen en el spot son completamente reales, hechos por personas que interceptamos por la calle y que se prestaron libremente a dar sus opiniones.

Desgraciadamente, en este contexto en el que el audiovisual es cada vez más esencial (YouTube se erige ya como la segunda página web más visitada del mundo) no todos toman conciencia de la importancia de grabar adecuadamente sus vídeos. Los smartphones trajeron, entre otras muchas cosas, una verdadera revolución audiovisual al facilitar la adquisición de cámaras de buena calidad a un precio asequible. Además, su tamaño reducido permite que todos, hoy en día, tengamos en nuestros bolsillos, la posibilidad de grabar de una manera casi inmediata. De ese modo, nos hemos convertido, casi sin darnos cuenta, en potenciales operadores de cámara.

Pero, no nos engañemos: eso no nos convierte en operadores de cámara profesionales.

Todos conocemos el caso del cuñado empoderado que en una boda sugiere a los novios que no contraten servicio de vídeo porque puede encargarse él con su nuevo iphone (“graba 4K”, les dirá mirando sus ojos sin pestañear y apretándoles fuertemente el brazo). O los tíos del pueblo que se graban un vídeo de felicitación para el cumpleaños de su sobrina en un bucólico mirador… con el viento arreciando contra el micro de la cámara y silenciando sus voces por completo. O a ese familiar que, animado por introducirse de lleno en el tecnológico universo linkediano, se graba un videocurrículum en el destartalado comedor de su casa, a contraluz y vistiendo una camiseta arrugada de la Volta a Peu de 1999.

Por eso, solo nos queda preguntarte, ¿cómo grabas tú tus vídeos? Y también advertirte que, si quieres realizar una pieza de calidad para cualquier ámbito, #DéjanosloANosotros. Te ahorraremos unos cuantos disgustos.